lunes, 15 de marzo de 2010

MANUAL DE CARREÑO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS

Sin duda alguna el celular, o teléfono móvil, vino a resolver una cantidad de problemas de comunicación entre las personas (y a crear sus propios problemas); no obstante, solucionar esos problemas es relativamente fácil, si acudimos, por ejemplo, a la actualización del Manual de Carreño, insustituible código de normas de urbanidad y buenas costumbres elaborado por ese notable hombre de nuestra Venezuela de inicios y mediados del siglo antepasado (Manuel Antonio Carreño (1812-1874), político y escritor, padre de Teresa Carreño y hermano de Simón Rodríguez, recogió en su manual las formas más elementales y las reglas sobre los buenos modales para relacionarse en sociedad). No sólo era un manual de Protocolo y Etiqueta, sino que iniciaba con “tres capítulos introductorios, "Deberes morales del hombre", en donde desarrolla esas obligaciones para con Dios, para con la sociedad, para con nuestros padres, para con la Patria, para con nuestros semejantes y para con nosotros mismos, puesto que "el hecho de formar parte del género humano ya nos compromete a esos deberes". (wilkipedia).

No basta con las leyes de Comunicaciones y Telecomunicaciones existentes, ellas sólo atienen a los aspectos técnicos y tecnológicos del asunto. La interacción de ese usuario y su equipo con sus semejantes en razón de su existencia, ahora tan cotidiana que ya pasa desapercibido como algo que siempre tuvimos o, como dicen los ingleses, lo damos por descontado o “Taken for granted”, es harina de otro costal. Lo antes señalado aplicaría por igual a las LAP TOP y otros avances tecnológicos de última generación, cuya ostentación sin la experticia en su empleo que la acompañe de parte de su orgulloso propietario, provoca - más que envidia - la risa de quienes los observan.

¿Qué tal si nosotros iniciáramos una cruzada para actualizar ese maravilloso libro?, así como también deberíamos hacer algo similar, en materia militar, con el nunca bien ponderado “Reglamento de Castigos Disciplinarios No.6”, el cual también se sale del molde de la simple codificación de faltas graves, medianas y leves, para establecer todo un código de conducta ética-moral del militar y que ya sería parte de otro escrito.

Es posible que estos dos manuales tengan aspectos obsoletos, tales como considerar en su contenido el uso de caballos, o contemple asuntos que ya no forman parte de nuestros usos y costumbres, etc.; pero, ello para nada demerita su sentido esencial, el cual estoy seguro no será alterado por una actualización de forma, que sólo servirá para regir la vida en sociedad de los mismos hombres pero con diferentes “cachimbos” o “gadgets” (celulares, LAP TOP, Beeper y pare Ud. de contar).

Empecemos por sugerir:

1. Quien tenga un celular debe dosificar su uso al punto de que siempre tenga saldo, y que mantenga su línea. Es de muy mal gusto (una “raya”) llamar y que la línea este “cortada”.
2. Debe revisar sus llamadas perdidas y mensajes escritos (igual con su PC) y responderlos(as) a la brevedad.
3. Debe en todo momento monitorizar su celular (llévelo consigo, que para eso lo inventaron y hacen fabrican cada día más pequeños y livianos; no lo deje olvidado). Si es médico, militar o empresario millonario, o persona sumamente importante, etc., debe dárselo a su secretaria para que lo responda y anote las llamadas y mensajes que dejen sus relacionados y responderlos (as).
4. Debe colocar un mensaje de voz que responda por él, o ella, en lugar de la computadora de la empresa (MOVISTAR, MOVILNET o DIGITEL) donde tengan su plan, la cual es impersonal, odiosa y muy larga.
5. No debe excusarse con “no me llegó tu llamada o mensaje” porque es sabido que esa es una excusa (además de embuste) también odiosa y baladí, que denota la falta de responsabilidad y compromiso de quien la esgrime. Las empresas han invertido en ingente suma de tecnología para garantizar al máximo la buena comunicación de sus usuarios. Ya se puede hablar o dejar mensajes hasta internacionalmente.
6. Quien tenga LAP TOP debe usarla al máximo posible, aprovechando todas las posibilidades que esos aparatos brindan; tales como, envío de archivos, artículos, imágenes, etc., en tiempo real.
7. Si es el célebre BB o Black Berry, ya resulta ridículo que se gaste tanto dinero para tener un celular que es, en sí mismo, una computadora portátil tan capaz como una PC y sólo la usen para llamar o recibir llamadas. De paso, no es excusa que es caro, porque con apenas unos BsF. 100 mensuales se cuenta con la gama de llamadas y tiempo de conexión.
8. Es bueno colocar el nombre de su familiar, pareja, etc., más próxima, mediante dos o tres letras, al principio de su nombre, para que aparezca siempre de primera en su lista de contactos, no importa por cual letra comience su nombre. Así, cuando Ud. tenga un accidente podrán localizarlas y avisarles.
9. Haga uso asterisco/ numeral /06/ numeral (no marque SEND) , y anote el grupo de dígitos que le aparecerán en su pantalla, que es el código IMEI de su aparato, con el cual pueden no sólo bloquear su línea en caso de robo de su celular, sino que nadie podrá (de vivo) reprogramar ese teléfono para sus uso. Quedará eliminado, sólo para repuesto.
10. No mantenga conversaciones privadas al lado de otras personas, por muy amigas que ambas lo sean de Ud., y no pase su celular a otra persona para presentarlas por teléfono, porque no suele ser agradable ( yo lo he hecho y me consta que no les gusta, las personas no son todas extrovertidas). Pregúnteles primero de manera discreta si desean ponerse en contacto, sin que ninguna se percate de ello por supuesto, así les da la oportunidad de que se nieguen sin parecer descorteses.
11. No coloque su celular en ALTAVOZ o SPEAKER sin el consentimiento de los interlocutores o personas presentes en el local donde Ud. se encuentre.
12. Limpie su celular con algún antiséptico (que no lo dañe por supuesto) son una fuente de contagio muy efectiva, tanto como los teléfonos de casa.
13. Es de Perogrullo, o caliche, decir que las normas preexistentes a la llegada del celular en materia de comunicaciones y telecomunicaciones, como de buenas costumbres y urbanidad siguen aplicables.

Dejo a mis amables lectores continuar esta no exhaustiva ni excluyente sugerencia, presentada con el ánimo de mejorar el uso del celular, LAP TOP, y cualquier otro aparatito que invente la creatividad e imaginación humana. Si no, recuerden el caso de las comiquitas de Dick Tracy, quien usaba objetos impresionante para nosotros, niños de los 50s del siglo pasado, y llegaron a ser cosa normal en nuestros días. Otro, el caso del libro 1984, de Orwell. Dejo a los amigos la optimación de la redacción, apenas sugerí ideas, no su acabado en forma de libro. No soy tan ambicioso. Si la idea cala, me sentiré satisfecho

Tomado de un correo electronico que me llego hace poco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Loading...